Cuando andamos con la nube negra

por Lili en Nov 12th, 2014

desesperada

Cuando pasan cosas malas, tragedias o desgracias, la gente dice “vienen todas juntas” o “son tres, ya va a pasar”. Siempre he sido una afortunada y agradecida de la vida, tengo una familia maravillosa, dos hijos sanos, un marido al que amo profundamente, amigos maravillosos, trabajo, salud, y cariño que nunca me ha faltado. Qué más se puede pedir!!!!

Hasta ahora una vida normal, tranquila, con altos y bajos como cualquier persona, y con pruebas que me han dejado algo y otras en las que he aprendido la lección. Sin embargo, este fin de año ha sido difícil para mí y mi familia, ya que han pasado una seguidilla de sucesos que me han hecho cuestionarme mucho y que no me dejan salir a flote.

Primero cuando la Adela tomó unos remedios por accidente y terminó internada en la UCI, después eché a mi nana (que no estaba haciendo bien su pega) y me tiró la plancha caliente, diciéndome que me va a ir mal y que nunca voy a encontrar a nadie mejor que ella. Después se murió mi suegro, una persona súper querida para todos, una pérdida enorme de la cual aún no nos podemos recuperar. Cuando crees que ya es suficiente, el miércoles pasado le roban a mi marido su computador y para rematar la semana me hacen lo mismo a mí y me roban mi auto entero, con las sillas de los niños y el computador de la oficina… suficiente!!!!

Una lata pensar que alguien quiere que te vaya mal en la vida o efectivamente las malas energías existen y andan rondando por ahí? Ya a esta altura no sé qué pensar. Una amiga muy sabia me dijo esta es la parte fome de crecer, de ser adultos, la vida es así, te pone pruebas y tenemos que saber salir de ellas. Cuando nos pasan cosas tristes tenemos que mirar lo bueno que tenemos, valorarlo y cuidarlo!!!

Las cosas malas no existen si no están en nuestra mente, hay que pensar positivo ahora y atraer las cosas buenas! Y así estoy ahora, tratando de darle la vuelta a este momento de mala racha, aferrándome mucho en los que quiero, mis cachorros, mi familia, Dios y algún angelito que espero nos esté cuidando desde arriba!

Ojalá este post le sirva a alguien que no lo está pasando tan bien, ya que a veces creemos que no hay ninguna ventana, pero como dicen por ahí “no hay mal que dure 100 años”.

 

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: