Entrevista Ana María Diaz: Experta en Coaching Parental

por Manana en Ago 27th, 2012

Por Manana:

Anita es mamá de 7 hijos y trabaja hace 35 años como sicóloga. O sea, experiencia tiene de sobra. Hace años se dio cuenta de que los papás estamos tan inmersos en la cotidianeidad con nuestros hijos, que a veces no hacemos el ejercicio de tomar distancia para ver cómo lo estamos haciendo, cometiendo, en ocasiones, errores involuntarios.

El ‘coaching parental’ como yo le llamo, es un servicio de acompañamiento a los papás en la crianza de sus hijos. Trabajé por muchos años en un colegio en los niveles de preescolar y primer ciclo básico, y con todas las alumnas con que trabajé, tuve también entrevistas con los padres. En esas edades es clave el ambiente que rodea al niño, por lo que el trabajar con los papás, que son los adultos más significativos, es una tarea imprescindible. Al dejar de trabajar en el colegio, me motivó mucho retomar la consulta y seguir así apoyando a los niños y sus papás”.

Anita nos cuenta que ha detectado crecientemente en su consulta a muchos papás separados que están inquietos por la incidencia de esa separación en sus hijos, buscando a través de este coaching que los afecte lo menos posible. “En esos casos trabajo con el niño en la elaboración del duelo producido por la separación y con los papás en que hagan de esa situación algo en que el niño crezca y no le interfiera muy negativamente en su desarrollo”, nos explica.

También nos cuenta que hay otros papás que están preocupados por los estilos de crianza, cómo lograr la autonomía en sus hijos, cómo ayudarlos en la formación de hábitos, cómo hacer ‘que obedezcan’ y cómo favorecer la relación afectuosa entre los hermanos. Allí su trabajo es directamente con los papás, revisar qué hacen bien y qué se puede modificar.

¿Qué podrías decir de los resultados de tus terapias con padres y madres?

Por lo que veo y me dicen, la ayuda es eficiente. Lo que necesitan los papás no es terapia psicológica, sino alguien que los ayude a mirar, a mirarse con verdad y a potenciar ese maravilloso instinto maternal y paternal, que tienen pero que a veces la contingencia diaria, sobre todo laboral, lo aplasta.

La consulta de Anita es muy acogedora, es bonita y los niños y padres sienten “buenas vibras”. Ella cree que dar un espacio físico agradable también es parte del coaching y de la terapia.

¿Cómo ves a los niños de hoy en términos generales y en la relación con sus padres?

“Veo niños muy atentos, ávidos de aprender y con gran capacidad para hacerlo. Niños que necesitan, igual que siempre, que se les enseñe a cómo comportarse, eso no viene incorporado en la genética, es cultural, y me preocupa lo presionados que están la mayoría de los papás y gran parte de las mamás por el trabajo, que los hace  que lleguen a la casa sin ganas de poner normas   o sin fuerzas para hacerlo. Lo anterior hace que los niños sepan fácilmente cómo conseguir lo que quieren. También veo mamás con muchos sentimientos de culpa al serles difícil compaginar la casa y la oficina y la culpa ha sido siempre muy mala consejera. Pero también veo a los papás (hombres) mucho más involucrados en la crianza de sus hijos, no solo ‘ayudando’ a la mamá y eso es  maravilloso. La figura paterna es tan importante como la materna para el desarrollo de los hijos”. 

Ana María Díaz del Río

Psicóloga PUC

8-9226355

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: