Inteligencia Emocional en los niños

por Lili en May 30th, 2017

 

inteligencia emocional

No siempre quienes se destacan por su inteligencia cuando niños, terminan siendo los más exitosos cuando grandes, y asimismo, algunos son más capaces  que otros para enfrentar adversidades y superar obstáculos. ¿Por qué?, según la teoría de la Inteligencia Emocional existen personas con un talento básico para vivir y que han desarrollado capacidades sociales y emocionales que pueden más que lo intelectual o cognitivo.

Formar a los hijos en matemática, ciencias, lenguaje y artes, ya no es  suficiente. Ahora nosotros los papás también tenemos el desafío de educar a niños emocionalmente inteligentes, porque hoy en día están más expuestos a situaciones de tensión que los hacen propensos a sentimientos negativos, a ser poco pacientes y menos tolerantes, y para hacer frente a esas situaciones, los conocimientos no bastan.

Aveces uno como mamá se esfuerza en que su cachorro sea el más lindo, el más tierno, el más simpático, el más inteligente ante los demás y la verdad es que debemos dejar a los niños ser como son y potenciar, como lo dije en un post anterior, sus habilidades blandas y no blandas. Aunque cueste creerlo, las capacidades sociales y emocionales pueden más que lo cognitivo para que un niño supere las dificultades y llegue a ser un adulto exitoso. Así lo indica el psicoterapeuta estadounidense Lawrence Shapiro, quien aplicó el concepto de Inteligencia Emocional a la psicología infantil en su libro “La Inteligencia Emocional de los Niños”.

Aquí les dejamos algunos principios para in introduciendo a los niños desde su primera infancia:

– Ayúdalo a controlar su ira

-Enséñale a reconocer sus emociones

-Nombrar esas emociones

-Enséñale a afrontar las emociones con ejemplos

-Desarrollar su empatía y comunicación

-Enseñar la escucha activa (estar callados cuando otros hablan)

-Fomentar el diálogo

-Permitir la expresión de emociones de manera libre

La idea es, entonces, participar activamente en la vida emocional de nuestros cachorros, dedicándole tiempo de calidad a través de juegos, cariño y actividades conjuntas, para que poco a poco interiorice el conjunto de habilidades que componen el concepto de Inteligencia Emocional. Y mientras antes comencemos los papás mejor.

Este concepto lo componen una serie de habilidades que los niños en conjunto con nosotros los papás, debemos potenciar y educar, ya que sino lo hacemos no las van a desarrollar nunca. Esta son: el autoconocimiento, la autorregulación, la sociabilidad, la motivación y la empatía. Así los niños irán poco a poco desarrollando estas habilidades que les irán abriendo puertas no sólo en su futuro en el colegio y luego en la universidad, sino que también en lo profesional y a lo largo de toda su vida.

 

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: