La importancia de poner ojo al nuevo etiquetado de alimentos

por Manana en Oct 5th, 2016

etiquetado

No sé ustedes, pero yo igual he tomado bastante en cuenta el etiquetado de alimentos desde que apareció la nueva ley. Trato de evitar los que tienen muchos disco pare, y también he derribado ciertos mitos, respecto principalmente a alimentos que yo consideraba saludables, y que no eran tal.

Según cifras del Ministerio de Salud, más del 50% de los adultos chilenos tienen sobrepeso, porcentaje que se repite en los niños que van a primero básico. Con el objetivo de enfrentar este problema, a fines de junio entró en vigencia la Ley de Alimentos, que incluye un nuevo etiquetado. La medida busca entregar información clara y entendible a los consumidores con estos sellos de advertencia “ALTO EN”, para aquellos alimentos que superan los límites recomendables de sodio, calorías, azucares y grasas saturadas, pro cada 100 gramos. Así, cualquier persona puede identificar si un alimento es adecuado para su salud y la de su familia, y tomar la decisión de cambiar sus hábitos seleccionando aquellos productos con menos disco pare, o definitivamente sin ellos. A la larga, se está educando a los consumidores, lo que yo al menos agradezco.

Vi cifras de obesidad infantil en Chile y quedé escandalizada. Según el INTA, nuestro país actualmente se encuentra en el 6° lugar mundial en obesidad infantil y en el primer puesto en América Latina, advirtiendo que el 70% de nuestros niños va a ser obeso en el corto plazo.

Por esto cobran tanta relevancia políticas públicas como ésta. Dejando fuera las burlas y los memes respecto a los “disco pare”, tomar en cuenta estas advertencias es muy importante para evitar enfermedades asociadas a consumir en exceso alimentos altos en calorías, azúcares, sodio y grasas saturadas, tales como la obesidad, diabetes, patologías cardiovasculares, hipertensión, entre muchas otras.

Siempre he dicho que tras un niño obeso, hay siempre unos padres irresponsables. Nuestros niños se alimentan con lo que nosotros ponemos a disposición. Además, nos imitan. Si vivimos comiendo chatarra, alimentándonos mal, eligiendo bebidas en vez de agua, comiendo a deshoras, en porciones abundantes y optando por comidas procesadas en vez de naturales (¡vivan las legumbres y los budines!), lo más probable es que nuestros niños, además de nosotros, van en un duro y firme camino a la obesidad.

Por esto, especialistas nos dan tips esenciales para tomar el buen camino:

– Promover la actividad física desde temprana edad

– Poner ojo a la etapa de pre-concepción y embarazo, para no enfrentar esta primera etapa en malas condiciones de salud

– Dieta saludable en la primera infancia

– Salud, nutrición y actividad física en toda la etapa escolar

– Control de la salud y el peso a nivel familiar

No es tan difícil, ni tampoco tan caro. Hay que ser responsables, ordenados, criteriosos y creativos. El resto se va dando solo. Fomentemos la alimentación saludable, la cultura alimentaria y la actividad física desde que nuestros hijos son cachorros. Si nos preocupamos de eso, al menos en la etapa escolar tenemos casi toda la pega hecha.

Fuente: Clínica Alemana / INTA

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: