La Moto de Pedrito

por Manana en Abr 29th, 2013

la foto 3 (4)Por Manana:

Creo que mi mamá tuvo una iluminación divina cuando le regaló esta moto a Pedri en la Navidad. Tenía sólo un año y medio y se subió sin miedo. Ni siquiera se cayó. Agarró al tiro la fórmula del equilibrio y ahora no se despega de ella.

La gracia de esta moto es que tiene las ruedas y el asiento anchos, además de ser bajita, entonces ayuda mucho al niño a equilibrarse con más facilidad sin tener los pies en puntillas, y a pesar de que no es liviana, al menos Pedro la maneja perfecto y anda a toda velocidad, salta en la moto, toca la bocina, se tira por bajadas subiendo los pies y casi que hace trompos. En serio, no es de mamá-chocha-cero objetividad.

Creo que es su objeto de deseo y estoy feliz por los resultados adicionales que le da, además de entretenerlo y movilizarlo. Con la moto ha aprendido a ser más ágil, a equilibrarse, se desplaza con mucha velocidad pero atento a sus reflejos, aprendió a usar casco y muchas veces lo exige para subirse (rico!!). Estamos convencidos de que este tipo de motos son la antesala para luego subirlo a una bici de estas Roda que, al no tener pedales, los ayuda a encontrar el equilibrio y tirarse a andar en bicicleta con mayor facilidad desde bien chicos.

Yo aprendí a andar en bici sin rueditas como a los 9 años. Fui enferma de floja y me daba pánico. En cambio mi hermano aprendió a punta de caídas a los 5 años y volaba en su bici. Yo no quiero que Pedri ande muerto de susto o que sea el único del pasaje con rueditas, entonces estoy súper entusiasmada con esta mini obsesión que tiene con su vehículo motorizado.

Lo único malo es que, tal como dice el Coco Legrand, le puedes quitar cualquier cosa, pero su moto, nadie se la toca y la defiende a empujones…

 

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: