Mamá Invitada Andrea Gallardo: La salud dental de nuestros cachorros

por Lili en Jun 8th, 2012

Les quiero presentar a nuestra segunda mamá invitada. Ella es viñamarina, se llama Andrea Gallardo, es dentista y mamá de un futuro cachorrito. Aquí nos comparte su visión sobre cómo abordar la salud dental de nuestros cachorros.

He estado leyendo este blog desde hace unos meses y me encanta que ahora esté la posibilidad de aportar con distintas experiencias y consejos para otras mamás. Yo soy primeriza y he aprendido muchísimo con lo publicado acá.

Sin embargo, hay un tema que considero que es súper importante y es la salud dental de nuestros cachorros, no se si estarán de acuerdo conmigo, pero no se habla mucho de eso… todas sabemos cuándo son las vacunas, por ejemplo, pero ¿cuándo debe ser la primera visita al dentista? ¿Desde cuándo se debe usar pasta dental? ¿Qué tipo de cepillo es mejor?, son algunas preguntas que me hacen mis amigas con hijos y cuyas respuestas quisiera compartir con ustedes, aunque iremos por tema, porque es harta información.

La enfermedad bucal infectocontagiosa más frecuente son las caries y, aunque no lo crean, se trasmite de madre a hijo, por ejemplo, compartiendo cubiertos o cuando la mamá chupa el chupete antes de pasárselo a la guagua. Sin embargo, prevenirla es súper fácil, teniendo en cuenta las siguientes conductas:

–          Evitar el contacto directo entre la saliva de la madre (u otros miembros de la familia) con la del hijo.

–          Limpiar la boca del hijo aunque no tenga dientes, con una gasa húmeda o pañal para retirar residuos de la leche (aunque sea materna) que quedan adheridos a las mucosas.

–          Cuando sale el primer diente (alrededor de los 6 meses de edad), se acaba la libre demanda. Es tiempo de establecer horarios y rutinas, enseñando desde ahora a lavar los diente (o el diente, da lo mismo) después de cada comida, aunque sea papilla o leche.

–          El primer cepillo debe ser muy suave. En el mercado actual existen miles de modelos y es bueno que el niño elija cuál le gusta, así se siente parte del proceso, especialmente después del primer año.

–          No se recomienda el uso de pasta dental hasta los dos años, porque se la tragan. Y a partir de esa edad, sólo usar pasta de niño hasta los 6 años, porque tiene la mitad del flúor de una pasta de adulto. Con esto evitamos que se intoxique si se la traga y prevenimos enfermedades dentales asociadas al exceso de flúor, como la fluorosis.

–          Idealmente el primer control con el dentista debe ser al año de vida, para evaluar cómo van saliendo los dientes y la estructura de éstos. Además, cuando los niños van a control y están sanos, evitamos que desarrollen el “miedo al dentista”, y así lo verán como un doctor más.

Ojalá les sirvan estos consejos y, si les interesa, podemos seguir tocando otros temas.

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: