Mamá Invitada Coté Herrera: “sigue mostrando con el ejemplo lo que quieres que aprendan tus hijos”

por Lili en Ene 4th, 2017

img-20161218-wa0013

 

Hola soy María José, madre de dos hermosos hijos, Micaela (19) y Diego (3). Mi primera hija se me ocurrió tenerla cuando tenía tan solo 18 años de edad. Siempre quise ser una mamá joven, en el colegio envidiaba a mis compañeras con mamás jóvenes y a la moda, ya que mi madre, siendo una gran mujer, estaba un poco fuera de lo que yo consideraba actual.

Cuando me convertí en mamá no me daba mucha cuenta que estaba creciendo junto a mi hija, madurando y aprendiendo a un paso no mucho más avanzado que ella. Me acuerdo cuando llegó Micaela a mi vida, yo recién había salido del colegio, estaba entrando a estudiar hotelería, y ninguno de mis amigos o amigas tenía hijos. Es más, no lo dije por muchos meses, nadie sabía que estaba embarazada, me sentía una alienígena, extraña dentro de mis paredes, recuerdo que solamente una amiga de aquellas antiguas del colegio me siguió acompañando en los años venideros y nunca me dejó de lado, siempre haciéndome sentir que no había sido nada malo el haber tenido a mi hija, y que podía seguir siendo joven sin olvidar mis responsabilidades.

Es extraño ver hoy en día chicas que tienen a sus hijos jóvenes, las siento más confiadas, mucho más seguras de lo que yo sentía en esa época, no sé si es más normal, o yo la verdad que estoy más vieja y he cambiado mi forma de ver las cosas. Recuerdo también cuando era la fiesta yo solo podía ir un rato, me decían la loca de la cartera porque nunca me sacaba la cartera en las fiestas, estando atenta a la hora, siempre lista para salir corriendo, no porque me obligaran si no porque sentía la necesidad de ir por mi pollo. Muchas veces pensé que no sería capaz de seguir adelante, me sentí sola, pero al pasar de los años fui viendo los frutos de mi cosecha, mi relación hoy en día con mi hija es la más importante de todas, me considera su mejor amiga y confidente, me tiene confianza y yo me siento orgullosa, no tanto por creer que gracias a mi es lo que es, si no porque veo que dejándola ser y apoyándola creció y es una hermosa mujer.

Que me diría si pudiera darme un consejo en el pasado, ten fuerza que mucha gente dirá que lo estás haciendo mal, que no sigues los estándares, pero sigue mostrando con el ejemplo lo que quieres que aprendan tus hijos, apoya sus gustos y aptitudes, aunque sean diferentes a los tuyos. En definitiva, quiere a tu hijo tal como es y refuerza sus fortalezas, no los debilites reprochando si es diferente a ti.

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: