Mi cachorro no quiere más leche

por Lili en Abr 4th, 2013

leche

Por suerte a mi no me ha pasado, pero tengo varias amigas y conocidas que me han contado que sus hijos no quieren tomar la leche. Que de un día para otro la empezaron a rechazar y no hay caso.

Que probaron con distintas fórmulas, de sabores, diferentes marcas, líquidas, en polvo, que le cambiaron la mamadera, que le pusieron vaso con bombilla y así y todo nada. Muchas veces la leche no se hace agradable para ellos porque no es fácil de digerir, algunos les gusta más caliente, a otros fría y eso hace que el sabor cambie. Hay niños que la prefieren blanca, con chocolate e incluso con azúcar, sin embargo, en los casos que he escuchado no hay forma, hagan lo que hagan, el niño no la quiere tomar.

Ahí empieza la frustración de las mamás y además el estrés del cachorro. Averiguando con mi pediatra, me dijo algunas cosas que me hicieron mucho sentido. Los niños son de rutinas y si se la cambiamos generamos una fuerza contraria en  ellos. Es normal que no quieran tomar la leche o que tomen poco, quizás porque se aburrieron o porque le cambiaron el hábito. Al intentar darle diferentes tipos de leche finalmente logramos que no se quede con ninguna y que termine rechazándola por completo.

Lo mismo si le cambiamos la mamadera, el chupete o el vaso que el suele usar para tomar su papa. Todos esos cambios generan finalmente que rompamos su rutina.

Si tiene menos de un año y está bien en su peso, dejarlo hasta que sólo va a volver a tomarla, por sed, por hambre o por otra necesidad. Si tiene más de un año, reemplazar la leche por otro tipo de lácteo, ya sea yogurt, quesillo, queso, u otra alternativa que encontremos en el mercado.

La idea es ir observando su comportamiento en torno a la leche, si no quiere dejarlo y no forzarlo, ya que podríamos generarle un trauma a la larga y con eso lograr que nunca más quiera ver la leche.

Aquí les dejo algunos tips para reemplazar la leche, si tu cachorro tiene más de un año:

• Agregar queso a los sándwiches
• Agregar queso rayado a las sopas  y las pastas
• Comer yogures y si es posible agregar cereal
• Tomar jugos fortificados con calcio.
• Comer flanes hechos con leche.
• Comer verduras y leche en forma de sopas o cremas.
• Comer de postre yogur con frutas.
• Consumir más brócoli en la dieta.

También, se puede sustituir la leche por otros tipos de bebidas lácteas, como leches de soja, entre otras, pero siempre bajo la supervisión de tu pediatra.

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: