MI DÍA DE LA MAMÁ

por Manana en May 12th, 2014

ossandon

Estoy con licencia por dos semanas. Me operé de una hernia umbilical provocada en el embarazo de Pedro, y paradojalmente pasé el día de la mamá en reposo por esto mismo, luego de haber estado dos días en la clínica y haber tenido una mala reacción a la anestesia general.

Como todo viene junto, al mismo tiempo que yo organizaba los últimos detalles para operarme mi nana me presentó una licencia de 16 días, con lo que mi escenario era complejo: recién operada, reposo absoluto y sin nana en casi todo el periodo de cama.

Finalmente nos fuimos adecuando, ya han pasado unos días y mi casa aún sigue en pie, pero escribo este post porque me di cuenta que a veces nos complicamos tanto por todo (o en verdad yo soy demasiado estructurada) y no nos damos cuenta que hay muchos ítems que podemos simplificar y las cosas siguen igual…

dia mama

Para el día de la madre celebramos en mi casa. Yo con reposo y moviéndome en cámara lenta, encargamos comida china y compramos un pie de limón de postre. Y punto. Cero producción, cero trabajo, y lo pasamos chancho.

Y cuando todos se fueron y Felipe lavó la loza (porque hay que decir que mi marido ha sido apoyo fundamental en que todo este caos no me vuelva loca), yo me fui a acostar pensando en todo lo que me obligué a no hacer, y que aunque lo término disfrutando, a veces es para puro trabajar de más. Si no hubiera sido por mi operación y el reposo obligado, hubiese estado neurótica corriendo para todos lados organizando el tremendo evento, estresada por las compras, el picoteo, la cocina y los horarios. En cambio, este día desperté con un exquisito desayuno hecho por Pedro y Felipe, me quedé acostada hasta mediodía, almorcé con toda mi familia en pantuflas, y no me estresé en absoluto.

Y fue un día familiar, lleno de cariño, risas, relajo y comida rica.

Así como el otro día un amigo de la pega me decía “a uno se le olvida que hay cosas en la vida que nos hacen feliz y son gratis”, este día de la mamá fui una madre dichosa, acompañada, celebré a mi propia mamá, y no moví un dedo!

De repente hay que entregarse a la improvisación… Salen buenas cosas!

 

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: