“No los parí, pero los amo como si fueran míos”

por Lili en Jun 24th, 2015

Foto Primera Persona Marita (1)

Esta es la historia de una “tía invitada”, que quiso contarnos su experiencia de amor incondicional por sus sobrinos.

“All you need is love” cantaban Los Beatles en los ’60. El amor es un concepto universal, sentido y vivido desde distintas aristas. De pareja, madre, padre, abuelos, amigos, tíos, etc… El punto es que en esta vida es casi imposible vivir sin amor.

No soy mamá. Me invitaron a escribir en este blog de maternidad levitra effectiveness desde una posición diferente: ser tía. Y con patudez acepté. Digo patudez porque evidentemente no hay amor más profundo e incondicional que el de una madre o un padre.

Tengo tres sobrinos, dos hombres de siete y cinco años y una niñita de seis meses. Cada uno es distinto, con una personalidad muy marcada y la verdad es difícil explicar el amor profundo que siento, cada uno a su manera hacen que me transforme en futbolista, cuenta cuentos, tenista, arquera, superhéroe, etc… Les invento historias para dormir, esas que tienen algún sentido para que entiendan desde su corazoncito la vida, las diferencias entre los seres humanos y tomen conciencia de que son unos privilegiados, pero al mismo tiempo les leo sobre lo que quieran, desde Peter Pan, Star Wars, Arturo Prat o la historia de Alexis Sánchez.

Es un amor que despierta la inocencia, alimenta el effient vs plavix espíritu y enseña que la simpleza hace reír al prasugrel vs plavix corazón. Nunca lo había sentido e insisto, no puedo imaginar lo que significa que ese niño sea tu hijo. Pero tengo una ventaja: soy una especie de madre disfrazada de amiga con una relación sin retos ni enojos, a punta de risas, conversaciones, explicaciones, paciencia y puro, puro amor. Hemos generado una relación especial que implica mucha complicidad. El clomid for cycle hecho de que sean hijos de mi hermana me genera un sentimiento difícil de plasmar, es inconsciente pero sí, la sangre tira. No tengo una autorización “legal” pero por naturaleza los protejo y cuido con esmero, creo lazos afectivos de confianza y estoy en los momentos en que sólo necesitan cariño, jugar, aprender y pasarlo bien lejos del mandato de los padres, a quienes obviamente respeto y tengo el tino de saber que son ellos los que ponen las reglas.

Además, cómo no agradecerle a mi hermana y cuñado la libertad y confianza que me dan para hacerme cargo de ellos cuando lo requieren y entender mi loco sentimiento, porque el humor nunca falta, con mi hermana y su humor negro nos reímos siempre pero, al mismo tiempo, respeta con generosidad lo que son sus hijos en mi vida.

Mis sobrinos no sólo me impresionan, sino que me emocionan y eso es levitra 40 mg algo que jamás dejaré de agradecerles, me hacen ser mejor persona, porque al fin y al cabo, harta razón tenía la banda inglesa al musicalizar esas palabras: All we need is love…

No los parí, pero los amo como si fueran míos.

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: