Sobreviviendo al fin de año: con estrés pero con buen ánimo!

por Lili en Nov 11th, 2015

desesperada

Se nos apareció diciembre y sin duda ya estamos viviendo la última etapa del año. Queramos o no, en el supermercado ya está tapizado de navidad, abres el diario y te bombardean de propaganda de regalos y ofertas, y en los colegios y jardines ya empezaron a pedirnos los trajes para los bailes de los niños. Sumémosle a eso los compromisos de la oficina, amigo secreto, graduaciones, etc. No hay agenda que resista!!!

Y como todo en la vida, no faltan los imponderables, yo con 38 semanas a punto de tener a mi cachorra, con cambio de casa y mi nana se va de un día para otro sin más explicaciones. Obvio que uno se estresa y estas situaciones te ponen al límite, sobre todo por el cansancio que siento en esta etapa. Duermo casi nada y al otro día hay que funcionar a full, levantar a los niños, hacer las cosas de la casa y trata de descansar para todo lo que se me viene, casi imposible!

Sin embargo, soy afortunada por contar con una buena red de apoyo, partiendo por mis papas, marido, suegros, amigas. Todos de alguna manera me han ayudado para hacer de este momento más llevadero, los turnos en el colegio, llevar a la chica al jardín, ayudarme a hacer las camas. Físicamente este embarazado me ha pasado la cuenta, mi cuerpo no es el mismo, me canso más rápido, la pubalgia y las manos que se me adormecen y no me dejan hacer las cosas.

En fin, todo un caos para terminar el año, pero me ha servido para reflexionar y tomarme las cosas con buen ánimo: Mi guagua viene bien, mis niños está sanos, y bueno este tipo de cosas son parte de la vida, de crecer, de ser adultos y dejar atrás la inmadurez.

Consejos: Organizarnos bien, no recargarnos de actividades, compromisos y aprender a decir que no a veces. No tenemos que estar en todas, las personas pueden entender que estamos en una etapa diferente y que si no llegamos al cumpleaños de una amiga o al almuerzo familiar se entenderá.

Aprender a pedir ayuda, no tenemos súper poderes ni tampoco somos súper mujeres que podemos resolverlo todo solas o hacerlas todas.

Si nos vemos más que superadas, tomar flores de Bach, por ejemplo, o hacer alguna terapia que nos acomode. Hacer deporte si se puede o algo para despejar la mente.

Así poco a poco las cosas se van resolviendo!!! Animo y vamos que se puede!!

 

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: