Su primera comida!

por Lili en Jun 6th, 2016

primera comida

Nunca había visto a una guagua gozar tanto con la comida, y eso que mis cachorros anteriores salieron bien buenos para comer. Cuando le di su primera papilla a la Leonor se lo devoró todo como una troglodita, ya que a los 6 meses la leche no era suficiente para ella. Dicen que los hombres son mas golosos que las mujeres, pero en este caso no se cumplió la regla, mi gorda a la hora de probar nuevos sabores quedó fascinada, aunque hay que estar muy atentos para no convertir esta rutina en una pesadilla.

La primera vez que comen debemos enseñarles que esto es parte de una rutina más que tienen que aprender. Ponerlos en su sillita, con su babero, el plato, la cuchara, todo dispuesto para probar algo totalmente novedoso y muy nutritivo.

Las primeras papillas debemos hacerlas sólo con posta rosada, pollo o pavo, alternados, y usar verduras como zapallo, espinaca, papas, zapallo italiano, acelga, beterraga y zanahoria. Lo básico para que el paso de la leche a este banquete no sea algo muy brusco. Y de postre manzana, pera, membrillo cocido y plátano con naranja, son una buena opción. Darle despacio, que pruebe y saboree, no apurarlos y que ellos mismos se den cuanta que se están alimentando de algo diferente de la leche.

Pero lo más importante es hacer de este proceso de aprendizaje un ritual, sin juguetes, sin distracciones, todos los días iguales, obviamente que el menú debe cambiar. Luego cuando van creciendo, ya a los siete meses, podemos agregar todo tipo de verduras y un poco más de sabor. Ajo, cebolla, brócoli, arvejas, choclo, coliflor y los carbohidratos como arroz, cabellitos de angel, etc. A los once meses le sumamos las legumbres, full porotos, lentejas y garbanzos, los favoritos de Pascual (mi cachorro mayor), bien molidos y pasados por el cedazo para que no queden muy pesados para su güatita. Y de frutas todas las que quieran probar, no hay restricciones, según mi pediatra.

Al año pueden incorporar el pescado y el huevo que son más alérgenos, por eso hay que ir paso a paso con la incorporación de alimentos. Nada de sal, y unas gotitas de aceite con Omega 3 es más que suficiente.

Ahora les dejo un dato para cuando salimos y no sabemos donde nos va a pillar la hora del almuerzo o la comida. Si no quieres comprar colados, congela los que haces en la casa, pero que no le pongas cebolla o papa porque se echan a perder. También está la opción orgánica y Smiley Kids son una excelente opción ya que seleccionan los mejores ingredientes naturales y orgánicos y vienen en un formato super amigable!

 

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: