VACACIONES DE SEPTIEMBRE: CONCLUSIONES DE VIAJAR CON NIÑOS

por Manana en Oct 8th, 2013

pucon5

Este 18 recién pasado estuvo exquisito, nos fuimos al sur con Felipe y Pedro, más otros amigos con sus dos hijos chicos.

El balance obviamente es súper positivo; fueron casi 10 días de vacaciones, de estar en familia, desconectarse de nuestras responsabilidades cotidianas y recorrer lugares preciosos.

Por otro lado, también fue cansador. Cuando uno trabaja de lunes a viernes no dimensiona lo que es estar con niños 24/7 y sin ayuda. Hoy valoro más que nunca a mi nana y mi red de apoyo, ya que estando con Pedro todo el día me di cuenta que los niños son tremendamente intensos y demandantes; no es que antes no lo haya tenido claro, pero es distinto vivirlo, sobre todo porque en la edad en que está Pedro, con casi dos años y medio, es muy diferente a, por ejemplo, en el verano, donde tenía 1 año y medio. Allí también me fui de vacaciones con él, pero dormía más siestas, comía casi todos los días lo mismo, se mantenía entretenido por más rato, y un sinfín de cosas que hacen la diferencia cuando van creciendo los niños.

pucon4

También valoré hacer un trabajo en equipo como pareja. Felipe en ese sentido es un súper papá, y tenemos bastante divididas las pegas. Creo que definir roles y darle al otro tiempos para descansar y hacer turnos, ayuda mucho a descomprimir la tarea, lo que finalmente lleva a pasarlo bien y no andar estresada o peleando por cualquier cosa.

pucon

Sacamos algunas conclusiones que me parece útil compartir: los niños lo pasan bien en cualquier parte donde puedan jugar y salir de su rutina habitual de ciudad. Por eso, para mí el mejor panorama para ellos es la playa, y ojala un buen clima. Con eso tienes bastante avanzado. Porque cuando vas a un lugar sin playa (o lago) o con clima frío, corres el riesgo de que se aburran mucho, y mientras uno lo único que quiere es echarse un rato y no hacer nada, ellos tienen una energía inagotable.

La comodidad es otro punto importante. Ir bien equipados y pensando en panoramas alternativos “en caso de”, llevar juguetes, bicicleta (en el caso de Pedri la moto es salvadora), ir bien dateados del lugar adonde estaremos para tener opciones de salir con niños, y organizar el día de tal manera de que todos lo pasemos bien.

vacaciones

No sobrecargarse de panoramas. Los niños también se estresan, a veces les sirve quedarse jugando en el suelo con sus juguetes habituales o simplemente echarse en la cama a regalonear un rato.

Si uno va a comer en la noche, avisar en el restaurant que la reserva es para una mesa con niños. Nos pasó harto que al avisar que íbamos con niños nos dejaban una mesa más alejada de riesgos, como estufas, pasillos de circulación con platos calientes o bandejas, lejos de la puerta por las corrientes de aire, etc.

Y bueno, contar hasta mil cuando nos baja el agote. Es muy distinto el día a día con niños, y hay que adaptarse entre todos y disfrutar de panoramas diferentes para no terminar estresados!!

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: