Y llegamos a la casa: de la primera semana al primer mes

por Lili en Jun 20th, 2012

A uno se le olvida un poco la rutina de la maternidad, y cuando eres primeriza todo es una novedad, por lo que nada se cuestiona. Ahora que tengo mi segunda guagua, la verdad que ha sido todo maravilloso pero distinto a como fue con Pascual. Además todos los niños son diferentes, por lo que tampoco podemos hacer comparaciones. Pero la verdad se me había olvidad un poco el training de las levantadas en la madrugada, las mudadas y todo lo relacionado al recién nacido. Pero ya han pasado unos días, así que estoy más hayada con mis labores.

Llegamos a la casa el sábado pasado y desde ahí en adelante, estamos viviendo nuestra primera semana con la cachorra y además con Pascual. Se me había olvidado como crujen estos cachorritos, por lo que es súper normal que estornuden, tengan hipo, tengan temblores, hagan ruidos raros, que respiren rápido, que su nariz parezca tapada como si estuvieran resfriados, etc. ya que como papás vamos a reaccionar al más mínimo ruidito que hagan.

Mudar a una niñita es totalmente diferente que mudar a un niñito, sin embargo, en ambos casos, los cuidados y la extrema higiene deben estar presentes. Al momento de la muda (que al principio se hace con un algodón untado con agua con vaselina), debemos empezar por la parte superior y luego deslizar el algodón hacia atrás, usando uno diferente cada vez. Durante los primeros meses es super común una dolencia en las guaguas, la llamada dermatitis de pañal, por lo que hay que secar bien la zona para que no quede húmeda y así evitar infecciones, hongos, etc. Si ves que el potito de tu cachorro de pone rojo, aplica alguna crema, en especial las que tienen óxido de zinc, como la pasta lassar.

No debemos desesperarnos si la guagua pide papa seguido. Al principio son full libre demanda, por lo menos el primer mes, así que no hay que estresarse tratando de hacerles un horario, ya que son muy chicos y van a pedir papa ya sea por hambre o por regaloneo. Además, ellos no saben regular su saciedad, toman papa hasta rebalzar, por eso es importante dejarlos paraditos un buen rato para que se sientan satisfechos y luego seguir la rutina.

Ojalá todas puedan par papita, es por lejos la mejor sensación de apego, cariño y amor, además de los beneficios que trae la lactancia materna en nuestros cachorros. A través de la leche nosotros le damos todos los anticuerpos necesarios para evitar enfermedades, además de vitaminas, minerales, grasa, etc. además de ser fácil de digerir por ellos lo que evitará estreñimientos y diarreas. Lo que sí debemos es cuidarnos de lo que comemos y tomamos, ya que nosotros le transmitimos todo a la guagua a través de la leche. Prohibido comer cosas que produzcan hinchazón o flatulencia como el brócoli, repollo, coliflor, legumbres con piel, cosas muy aliñadas con exceso de ajo, cebolla, etc, además de ciertos condimentos como el ají, la pimienta, merquén, entre otros. Y obviamente el alcohol.

Leí en un libro que el llanto en las guaguas es su manera de comunicarse con nosotros, por lo que tampoco nos alarmemos si llora en exceso. Obviamente si notamos algo extraño debemos consultar a nuestro pediatra, pero en promedio un cachorro debiera llorar entre 2 a 3 horas diarias y eso está considerado como normal.

Y bueno a disfrutar a estos cachorritos que el tiempo pasa volando y no nos damos ni cuanta cuando pasamos del primer mes a su primer año de vida.

Comentarios en Facebook:

Follow

Get every new post delivered to your Inbox

Join other followers: